Holanda/The Netherlands·Vivir en el extranjero/Living abroad·Vivir en Holanda/Living in NL

Vivir en Holanda – Diferencias culturales entre españoles y holandeses

Una de las cosas a tener en cuenta cuando pisamos un país extranjero es la cultura del mismo. Muchos os preguntaréis qué tiene esto que ver, pero aprender la cultura de otros países, y más si tenemos intención de quedarnos a largo plazo es muy importante para poder vivir el día a día, e incluso para poder salir de situaciones difíciles.

Con esto no nos referimos  a que no haya culturas más parecidas a la nuestra, pero más que eso, hacemos hincapié en las costumbres con las que crecemos y que, en muchos casos, tienen que ver con las propias costumbres de nuestro país.

En este caso, vamos a hablar de aquellas costumbres que diferencian a los españoles de los holandeses, y que muchas veces forma parte de una de las razones por las que extrañamos nuestro propio país. Este post será un brevísimo resumen, ya que para mencionar todas las diferencias necesitaríamos más de un post.

Uno de los rumores más famosos es decir que los nórdicos son muy poco cercanos y muy fríos; y en cambio los españoles somos muy vivos y activos. Ante esto podemos decir que es verdad que hay grandes diferencias por ejemplo en el lenguaje corporal; los españoles utilizamos numerosos movimientos con el cuerpo mientras hablamos y por ello, la sensación que trasmitimos es de cercanía. Los holandeses no utilizan tanto lenguaje corporal como los españoles, pero esto no quiere decir que no quieran entablar una amistad, sino que tienen diferente forma de expresar esa cercanía o simplemente prefieren conocer a esa persona mejor hasta tener más confianza.

El saludo y la despedida es otro de los motivos por lo que los españoles podemos ver esa frialdad holandesa. Cuando un español conoce a una persona, normalmente entre mujer y mujer, o mujer y hombre; siempre se dan dos besos en la mejilla; en cambio, los holandeses, aparte de que dan tres besos en vez de dos, solo lo hacen cuando se trata de familiares o personas muy allegadas a ellos. Así que si conocéis a un holandés por primera vez, un buen apretón de manos es lo que recibiréis.

Y es que a pesar de esto, Holanda es un país muy liberal y que a veces se contradice con sus propias costumbres y con lo que los españoles pensamos sobre su frialdad; ejemplos como El Distrito Rojo o el permiso para fumar marihuana. Pero como os hemos contado, esto es simplemente un punto de vista muy general y estamos seguros de que hay holandeses que al conocerte te den un abrazo y españoles que prefieran no tener un contacto físico hacia un desconocido. No se trata tanto de marcar diferencias, sino de aceptar la cultura de cada lugar por respeto a los demás.

Además, más que frialdad debido a las personas, deberíamos pensar en el tiempo; ya que creemos que aunque no sea una diferencia cultural, es una diferencia geográfica y que a muchos de nosotros nos hace echar de menos aquellos 40 grados que hace en agosto en España o el tirarnos un día completo en la playa hasta convertirnos en conguitos. ¡Eso sí que es una gran diferencia!

Tot ziens!

Raquel Quiroga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s